lunes, 8 de abril de 2013

Desafiando la gravedad


Hay días que me paso ausente sin querer observar los paisajes dolorosos del ayer,
Hay días en los que me cierro en mi mundo y veo películas que me dejan todo y nada,
Tengo momentos de confesión y arrepentimiento como cualquier otro ser humano,
Tengo el problema de ser muy social cuando me subo a un taxi,
Tengo el problema del dolor de cabeza cuando he bebido demasiado,
Tengo el problema de confiar demasiado rápido,
Tengo el problema de verme en el espejo y no entender por que no te veo conmigo.

Hay dudas, hay momentos, quiero sacrificar las sonrisas del final,
para saber que nos espera.

Porque yo siempre estoy en sala de espera,
esperando algo que no sé si va llegar.

Tan fácil como querer ser el aire que respiras para estar contigo todo el día,
Maldita perdición , me llevas a la perdición ...
Me despedi en cada suspiro, en cada noche de ebriedad, 
El secreto de todo: estar bien, sin sentirme tan bien.
Quiero aprender a volar alto, quiero aprender a sonreír sin motivo,
Se que al final siempre quedan motivos.

El amor de mi vida tiene un talento ,
El talento de hacerme caer con estilo,
El talento de hacerme sonreír,
El talento de ser graciosa sin ni siquiera sentirme graciosa,
Siempre pasa por mi mente, 
La idea de quedarme con ella....

Pero le he prometido que algún día escaparemos de esta ciudad enferma.
Mis llamadas perdidas lo han dicho todo,
Y ahora me pregunto, 
Donde hay pastillas ? Pastillas con sabor a tus besos?
Quiero tener un consuelo para no beberme la botella de vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada