miércoles, 18 de septiembre de 2013

Hable de todo intentando llegar a Estefanía, para darme cuenta que es mi todo.



Mis historias no cuentan,
Los proyectos son algo que anhelo,
Siempre llueve,
Me fumo un tabaco con el poder de solucionarlo todo,
Y amar es un sentimiento de locos, que enfermos entendermos,
en tierras locas, en desiertos e infiernos.
Quizá el Dios mayor : Zeus
Me entendería cuando se fornicaba con todos aunque fueran del mismo sexo,
Ese hombre amaba la experimentación,
Y yo al amar la vida, y como quien diría 
"Fornicar con mis ideas"
Con una locura inmensa,
Querer salir de la ciudad,
irme al puerto, gritar lo que siento.
Despertar un día,
Verle sonreír ,
Y solo dormirme con su sonrisa en mi mejilla.
¿Es mucho pedir?
No creo en la iglesia,
Pero se que hay algún Dios,
No sé de que manera,
esos cabrones son maestros,
Buda, y otros loquillos de por ahí, son maestros.
Son arquitectos de letras, palabras sabias, 
Son el peyote de los estudiantes de letras,
Son la reflexión de los psicólogos,
Son los que dicen cosas con doble sentido.
¿Porque al abrir la Biblia siempre hay una metafora?
La abres, siempre llega a algo,
Siempre tiene que ver con lo que pasa,
Similar a jugar con el libro rojo.
El amor es mi poesía,
El labial de Estefanía mi lenguaje favorito,
Las letras de Estefanía son el abecedario de mi rutina,
¿Y como hacerle ver al mundo que todo lo que siento no es mentira?
Si esos Dioses locos pudieron.. ¿Porque yo no?
¿Esta de locos no?
Lo mismo pensé,
así de loca me tiene Estefanía,
Pensando en todo y en nada,
Todo al mismo tiempo.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada