domingo, 23 de febrero de 2014

En nombre del amor y del olvido.


Me quede callada viendo como se rompía todo contigo,
Me quede callada viendo como nos íbamos dejando,
Me quede callada, en silencio observando todo,
Me quede en la nada y no queda nada por hacer.

¡PENSABA QUE PODIAMOS FUNCIONAR!

Pero eso solo sucede en películas que inspiran a ser impulsivos,
Entonces no me quedo mas que decirle:

"¡Yo quiero tomar café contigo todos los días!"

¿Porque se me ocurrió decirle tal cosa?
Porque perdimos mas tiempo bebiendo alcohol que haciendo cosas hermosas,
Perdimos, y ya nos perdimos.

El veneno de esta ciudad puede llegar ahogar, 
Puede ser divertido reír de insultos,
De tonterías,
Pero al final todo eso va rompiendo lo que construyes,
Lo que haces, lo que piensas,
Acaba con la mente de uno....
¿Y bien....?
Si, he pensado en ella, hoy, y desde el ultimo día que nos vimos,
La pienso todos los días.

He soñado con ella ultimamente,
Así como cuando ya nos estábamos dejando por siempre,
Pero la volví a soñar,
Por eso revivo y recalco,
No sé si saldré de esta.....

Pero no es una razón para sentirme miserable,
Solo estoy dándole una bienvenida a mi locura,
Porque pase mas tiempo perdiendo mi mente en amor,
Que en sabores de vida.

Pero no niego el amor que le tengo a Estefanía,
No lo puedo negar,
No.

Mi consejo de no pensar en el ayer siempre fracasa,
Pero yo no soy una fracasada,
Solo estoy enamorada.

Que mis ojos locos y pupilas dilatadas te cuenten historias,
Que te cuenten de sabores,
Que te cuenten las horas,
Que te cuenten los cigarros,
Y las charlas tontas que tengo todos los días,
Que estas ojeras no están porque quieren.

Mis ojeras tienen nombre y apellido,
Mis desvelos igual,
Mis películas favoritas también y no hablo de los actores,
o del guionista, ni el director.

Deja que te cuente a memorias,
Deja que te cuente mis desvelos,
Eso quisiera decirle.

Que nadie la observa mejor que yo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada